Flagellum Noctis: WoD RPG
Para acceder al foro completamente necesitas estar conectado. Por favor inicia sesión.
Si no eres miembro puedes registrarte.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ficha modelo {Poseso}
Sáb Ene 25, 2014 12:09 am por Mr. Poppleton

» Visión
Vie Dic 20, 2013 11:14 pm por Xaositec

» Venganza
Vie Dic 20, 2013 11:13 pm por Xaositec

» Redención
Vie Dic 20, 2013 11:12 pm por Xaositec

» Martirio
Vie Dic 20, 2013 10:54 pm por Xaositec

» Juicio
Vie Dic 20, 2013 10:52 pm por Xaositec

» Inocencia
Vie Dic 20, 2013 10:50 pm por Xaositec

» Defensa
Vie Dic 20, 2013 10:48 pm por Xaositec

» Cazador: La Venganza. ¿Qué es un Cazador?
Vie Dic 20, 2013 9:55 pm por Xaositec

» WENDIGO
Jue Dic 19, 2013 1:17 pm por kinseker

» TRIBU UKTENA
Jue Dic 19, 2013 1:14 pm por kinseker

»  SEÑORES DE LA SOMBRA
Jue Dic 19, 2013 1:10 pm por kinseker

» TRIBU ROEHUESOS
Jue Dic 19, 2013 1:05 pm por kinseker

» MORADORES DEL CRISTAL
Jue Dic 19, 2013 1:01 pm por kinseker

»  HIJOS DE GAIA
Jue Dic 19, 2013 12:59 pm por kinseker

» GARRAS ROJAS
Jue Dic 19, 2013 12:57 pm por kinseker

»  FURIAS NEGRAS
Jue Dic 19, 2013 12:55 pm por kinseker

»  TRIBU FIANNA
Jue Dic 19, 2013 12:52 pm por kinseker

» CONTEMPLAESTRELLAS
Jue Dic 19, 2013 12:47 pm por kinseker

» COLMILLOS PLATEADOS
Jue Dic 19, 2013 12:43 pm por kinseker



Foros Hermanos

Vampiro Edad Victoriana


Afiliados Elite

Fábulas de VossedNever AfterClaro de LunaLos Inmortales de la OscuridadPhotobucketTeatro de los vampiros


Afiliados Normales

...Haz clic aquí...


¡Vota por nosotros!

Roleando | Top List de Foros de Rol


Noviembre 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario


Cazador: La Venganza. ¿Qué es un Cazador?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cazador: La Venganza. ¿Qué es un Cazador?

Mensaje por Xaositec el Vie Dic 20, 2013 9:55 pm

Cazador: La Venganza
 
"Martillo me sois, y arma de guerra; y por medio de ti quebrantaré naciones, y por medio de ti destruiré reinos." -Jeremías 51:20
 
 
Monstruos. Pesadillas abominables del hombre dispuestas a sembrar muerte y destrucción. Creaciones malignas de imaginaciones muy activas que toman forma para acechar en la oscuridad. Pasiones humanas y temores cuyas manifestaciones dieron vida a semejantes horrores, a esas cosas que se arrastran en las penumbras.
 
Los miedos de la humanidad hacia lo desconocido han sido inspiración para todo tipo de abominaciones y obscenidades. Ya sea en un rincón oscuro, en una mente trastornada o en el otro mundo, la imaginación del hombre ha tratado de llenar esos vacíos en un esfuerzo de darle un sentido, un significado a la existencia humana con todos sus misterios. Aun cuando la ciencia se ha esforzado en encontrar respuestas a nuestras preguntas y en hacernos más sensibles - y explicarnos que los monstruos no existen - la imaginación humana aún nos arrastra al pasado, cuando los lugares oscuros y la idea de otros mundos eran aterradoras.
 
Hoy en día, incluso en esta era de "iluminación, los temores nocturnos persisten. Acaso es inherente a la psique humana el hecho de creer en monstruos? Por lo menos, eso es lo que la ciencia dice, que es el resultado de psicosis, desviaciones sexuales, productos de la mente subconsciente. ¿Por qué otro motivo habría de temer a la oscuridad cuando se supone que hemos sido liberados por la luz del racionalismo? Los monstruos no son reales.
 
¿O acaso lo son? Imagina un mundo en el cual las criaturas de la noche han deambulado entre las sombras desde su origen, alimentándose del miedo y el cuerpo de los humanos, utilizándonos en sus juegos dementes de poder desde tiempos remotos, decidiendo el destino de la humanidad mientras nos mantienen cautivos bajo su pulgar, entre sus garras, sometidos a sus voluntades tan sólo por su obsceno entretenimiento.
 
Ahora, deja de imaginarlo, porque es cierto. Ese es nuestro mundo, y esos somos nosotros. Monstruos que proyectan su sombra sobre nosotros y hielan nuestras almas. Estamos sometidos por el terror, la opresión y la corrupción, pero nunca vemos lo que es real. No conocemos la verdad, al menos... la mayor parte no lo sabe.
 
Pero tu te encuentras fuera de las desahuciadas masas, tus ojos han sido descubiertos, y puedes contemplar a las creaturas trabajando en sus manipulaciones. Reconoces el fétido hedor bajo sus máscaras inicuas. Penetras las sombras más profundas y atestiguas su danza decadente. Puedes verlo todo, conoces la verdad.
 
Y por algún motivo, por una mano invisible, se te ha concedido el poder para detenerlos. Posees la claridad y la fuerza para emancipar a la humanidad, para luchar y dominar lo sobrenatural. Tienes el poder para finalmente, y de una vez por todas, liberar al mundo.
 
Eres un cazador.
 


¿QUÉ ES UN CAZADOR?
 
Un cazador no elige su origen, no nace y crece consiente de la existencia de los monstruos ni con la capacidad de pelear contra ellos; son humanos ordinarios que en algún momento de su vida confrontaron la realidad del mundo acerca de los monstruos que habitan en las tinieblas. La mayoría huye en pánico al encontrarse con ellos, o incluso de la mera idea de que ellos existen (de nuevo, ¿por qué la ciencia nos sigue diciendo que no existen?). Lo que hace distintos a los futuros cazadores es que, a diferencia de la mayoría, ellos poseen lo necesario para mantenerse firmes delante de tales horrores, e incluso poseen el valor o la temeridad de actuar en su contra.
 
Donde quiera que la gente se da la vuelta y presta ojos ciegos a las evidencias de que no estamos solos en este mundo, los cazadores se mantienen firmes, con una clara visión de la realidad, de lo que sucede en su alrededor. A pesar de estar conscientes de que no están solos, los cazadores se encuentran solos con este conocimiento, pues el miedo instintivo de las masas a enfrentar la verdad los mantiene ciegos ante tal hecho. El resto de la humanidad simplemente se rehúsa a creer que lo sobrenatural puede existir, mucho menos que pudiera tomar una forma física, por lo que los cazadores se guardan tan horrenda percepción para si mismos y buscan proteger a las personas de sus mentes cerradas. Los cazadores suelen entonces agruparse en pequeñas células por medio de las cuales intentan descubrir, cazar y quizá incluso destruir al enemigo -o morir en el intento.
 


LA EXALTACIÓN
 
Los cazadores llaman a este momento de revelación la Exaltación. Aunque suelen trabajar de manera separada o en grupos aislados, sus esfuerzos para encontrarse entre si y compartir su conocimiento convierten el termino Exaltación un vocablo común, y demostrar así que el ser "elegido" no es una experiencia aislada.
 
Las experiencias de Exaltación varían, pero curiosamente hay elementos que son constantes, sin importar edad, sexo, raza o nacionalidad. Los cazadores escuchan voces, ven mensajes distorsionados en tableros y en el periódico, perciben olores, sonidos extraños o tienen visiones. Sin importar la forma en que se manifiesten, el mensaje recibido siempre es una advertencia sobre un peligro inminente: un estallido que suena a "ESTA MUERTO", una señal de tráfico que dice "HUYE AHORA!", una alucinación inmediata a mitad de la calle, de la Muerte caminando entre la gente en pleno día.
 
No existe una fuente clara del origen de estos indicios y presagios, pero el sujeto de éstos aparece de forma inminente al instante. Con los nuevos ojos abiertos, el cazador atestigua la obscenidad más grotesca que jamás haya presenciado -cosas que no deberían existir, afrentas a la vida misma, el velo que se levantaba para esconderlas del mundo cotidiano ha caído para siempre; el secreto ha sido mostrado, y la verdad ha sido revelada. Allí frente a él se personifica la maldad en todo su esplendor como una repugnante manifestación. Los monstruos existen.
 
Y este es solo el principio.
 
 
LOS MENSAJEROS
 
Entre aquellos cazadores que se reúnen para compartir conocimiento y apoyarse mutuamente, al igual que entre quienes prefieren andar solos, la misma pregunta surge eventualmente: ¿por qué? ¿por qué a mí? ¿por qué en este momento? ¿quién ha dispuesto que así sea? Las teorías abundan entre aquellos que han sido elegidos. Es el fin del mundo, el Juicio ha llegado, la maldad de estas monstruosidades finalmente ha cobrado su karma. Alienígenas han tocado la tierra - o son responsables por ellos. Al final nadie sabe con seguridad porqué la gente está despertando repentinamente.
 
No obstante, los aparentes mensajes y alucinaciones sufridas durante el momento de la Exaltación llevan a creer que algo o alguien impusieron su bendición o infligió su maldición. ¿De qué otra manera aquellas voces inteligibles, aquellos mensajes comprensibles y sueños reveladores podrían despertar a la gente, además de ser tan similares entre sí?
 
A falta de una mejor teoria, la respuesta que ha prevalecido por el momento es la existencia de Los Otros. Los florecientes grupos de cazadores - aquellos que fueron exaltados juntos, los que se reúnen en persona, los que se comunican por medio de signos o a través del internet - les han colocado la etiqueta de "Mensajeros" o "Heraldos". No obstante, las intenciones particulares o los sujetos a quienes sean destinados, si es que existen, siguen siendo en absoluto desconocidos.
 
El misterio de los Mensajeros ciertamente es tan perturbador como la existencia de los monstruos a la que los cazadores se exponen. No obstante el imbuido se siente más tranquilo al pensar que se trata de humanos todavía (o eso es lo que creen). Que no son parte de la corrupción ambulante que claramente oprime a la humanidad. Para la mayor parte de los cazadores, tal distinción es más que suficiente. Cuestionar más allá solamente haría la existencia en un mundo ya de por si tan poco hospitalario más intolerable todavía.
 

LA CACERÍA
 
La capacidad de ver a los monstruos y su insidiosa corrupción no es el fin del proceso de transformación del elegido. Su vida cambia radicalmente. La razón de todo sufrimiento que azota en el mundo se vuelve evidente. La pérdida de amigos, problemas familiares, los males de la sociedad... todo es consecuencia de las monstruosidades y sus planes.
 
La mayoría de los elegidos no pueden mantenerse ociosos. Se esfuerzan por proteger a sus seres queridos, a sus amigos, a sus vecinos y las comunidades en donde viven de las criaturas que incesantemente amenazan con destruir todas estas cosas. La consecuencia de este propósito es la cacería: la incesante persecución de criaturas con el fin de detenerlas, salvarlas, comprenderlas, frustrar sus planes o simplemente destruirlas.
 


EL CÓDIGO DEL CAZADOR
 
Entre los cazadores existen secretos extraños y terribles, uno de los "dones" más peculiares que reciben al momento de su transformación es un lenguaje de símbolos. Estos extraños íconos parecen ser comprendidos de manera intuitiva por todos ellos y, a pesar de no haberlos visto antes, pueden escribirlos y leerlos con la misma facilidad que si los hubieran conocido durante toda su vida. Muchos cazadores llaman a este lenguaje "La Palabra".
 
Cada símbolo comunica un significado sencillo, semejante a un ideograma. Un ícono podría indicar que un edificio es un escondite seguro; otro, que un chupasangre controla el área; uno más, que una área concreta es protegida por uno o varios cazadores.
 
Al momento no existe un documento o catálogo de estos símbolos, no obstante los cazadores los conocen de manera implícita y los utilizan para comunicar información sencilla entre sí. Usualmente aparecen en forma de grafitis urbanos y por lo general indican direcciones, advertencias o señales para otros cazadores.
 

Hasta el momento el enemigo no parece haber comprendido o siquiera percibido su significado; mucho menos el resto de los mortales o autoridades, pero si el código llegase a ser descifrado, los cazadores se verían en una posición extremadamente delicada.


VIRTUDES

A pesar de la inmensa variedad entre los exaltados, es posible agruparlos de acuerdo a sus filosofías en cuanto a la caza. Estos grupos son definidos por sus virtudes: Celo, Misericordia y Visión. 

Celo: El celo representa la simple intolerancia de lo sobrenatural. Para los celotes, salta a la vista que el mundo esta a merced de de criaturas pervertidas que corrompen y destruyen. 
Estos personajes suelen encontrar una solución sencilla y directa (pero no siempre acertada) a los problemas de la caza, y generalmente es la muerte del monstruo. 

Misericordia: Los misericordiosos son, tal vez, los más humanos de todos los exaltados. Suelen creer que en todos los seres existe algo que merece ser salvado, y si las criaturas que enfrentan, fueron personas erradas, todavía puede buscarse su redención. 
Ahora bien, esto no significa que sean ingenuos, los misericordiosos saben que para proteger cualquier inocencia a veces hay que destruir a quienes carecen de remordimiento. 

Visión: Esta virtud se basa en preguntas y búsqueda de respuestas. Niegan dar por sentada cualquier afirmación y chequean todas las verdades. Son principales portadores de las preguntas ¿Cuál es el objetivo de la caza? ¿Cuál es el plan? ¿Cómo puede liberarse el hombre de la tiranía de lo sobrenatural para siempre? 


CREDOS 


Antes de ser exaltado, el cazador era un individuo normal. Tenía su vida, sus afanes y sus sueños. También tenía su propio sistema de ideas, valores y creencias. Pudo haber sido devoto religioso, practicante de la caridad y la buena voluntad. O bien pudo desdeñar la religión, pero aún así cultivaba la fe para conseguir sus metas, y esperaba lo mismo de los demás. También pudo ser un individuo sacrificado por el bien de los demás, compasivo, o pudo ser alguien de mente abierta, considerando el bien y el mal elementos inherentes no solo de los hombres sino también en la naturaleza y lo sobrenatural.

Este sistema de valores determina la manera en que se enfrenta a la cacería en terminos de su credo. Los credos son papeles que los actores interpretan en la continua guerra contra lo desconocido, las filosofías que observan en todo momento a pesar del horrible mundo que les ha sido revelado y las actitudes que muestran los elegids frente a los monstruos que combaten. Asimismo, los credos representan la orientación que los cazadores le dan al cumplimiento y el ejercicio de los preceptos de sus virtudes:



Defensa: 

Protectores y defensores que buscan la salvar o preservar lo que sea posible en la guerra contra lo desconocido, quizás para probar que esta lucha sirve de algo. 
Virtud primaria: Celo 

Inocencia: 

Curiosos, ingenuos y ávidos de saber, los inocentes aceptan a los monstruos en sus propios términos y pretenden encontrar un equilibrio sencillo entre las criaturas y la humanidad. 
Virtud primaria: Misericordia 

Juicio: 

Los ojos y los oídos de la batalla contra los monstruos, los jueces aspiran a conseguir el mayor bien, ya sea destruyendo a las criaturas, perdonándolas o cuestionando los motivos de otros cazadores. Pretenden, en ocasiones, hablar con la voz de la justicia. 
Virtud primaria: Celo 

Martirio: 

actuando por pura y desesperada pasión, los mártires se interponen en el camino del mal para proteger a otros o para hacer penitencia de algún pecado insoportable. 
Virtud primaria: Misericordia 

Redención: 

atravesando las almas de los enemigos, los redentores ofrecen la mano de la salvación a los que la merecen y destruyen a los irredimibles. 
Virtud primaria: Misericordia 

Venganza: El santo terror personificado, los vengadores solo aceptan un fin en esta guerra, la destrucción del enemigo 
Virtud primaria: Celo 

Visionario: 

Introspectivos, curiosos y dubitativos, los visionarios pretenden encontrar el objetivo último del conflicto con lo desconocido y descubrir el propósito de los cazadores en su conjunto. 
Virtud primaria: Visión 



FACULTADES
 
Los cazadores están expuestos a la realidad y a los monstruos que en ella habitan. Los elegidos son forzados a reconocer la depravación de las criaturas que poseen el control de este mundo. Pero ¿qué tipo de evidencia existe de que los imbuidos tienen algún tipo de responsabilidad en todo esto? ¿Por qué el conocimiento de estas cosas le exige actuar?
 
Para la mayoría de los cazadores la respuesta es simple. Al momento de su renacimiento, extrañas habilidades y poderes le son otorgados. Al instante en que confrontan a estas pesadillas vivientes, los elegidos son reforzados con los medios para combatirlas. Estas habilidades parecen ser muy numerosas y variadas. Algunas permiten destruir monstruos, otras provocan un caos para encubrir los actos del elegido. Algunos poderes proporcionan una percepción extrasensorial para ubicar y descubrir monstruos donde quiera que estén, y unos pocos poseen el poder de curarse al igual que a otros de forma milagrosa.
 
Entonces, para que se les habrían otorgado tales poderes sino fuera para utilizarlas en contra de las abominaciones que se manifiestan frente a sus ojos? Los exaltados poseen el poder de detenerlas. Esto es lo que los convierte en cazadores. Como dicen muchos de ellos, "¿Qué más hace falta saber?".
 
Cada credo tiene una senda de facultades que puede seguir, aunque no necesariamente se limitan a ella. Tal vez algunos cazadores prefieran tener más variedad en distintas sendas mientras que otros prefieren especializarse en la propia. 
avatar
Xaositec
Tzimisce
Tzimisce


Hoja de personaje
Puntos de sangre:
100/100  (100/100)
Inventario:
Disciplinas:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.